BLOG

BLOG

10 TIPS para cuidar tus uñas

En verano las uñas suelen sufrir más debido a la humedad y al tiempo que pasamos en piscinas y zonas con un ambiente ideal para la proliferación de hongos. Además, solemos pintarlas más y los esmaltes pueden dañar la uña. Aquí te dejamos 10 consejos que te ayudarán a cuidar tus uñas y mantenerlas sanas y bonitas.

1. Corta las uñas

Es importante mantener las uñas a una longitud adecuada para evitar que se quiebren y cortarlas siempre con utensilios específicos para las uñas. Es preferible limarlas a cortarlas, y en el caso de cortar hacerlo con un cortauñas adecuado y siguiendo la forma de la cutícula. Es también aconsejable cortarlas tras salir de la ducha, cuando las uñas están más blandas.

2. Lima las uñas adecuadamente

Para limarlas correctamente, es preferible usar una lima de cartón a una de metal, pues son menos agresivas. Antes de limarlas, prepara las uñas sumergiéndolas unos minutos en agua tibia para que se reblandezcan y luego lima de un lado hacia otro en pasadas largas y suaves, siempre en la misma dirección.

3. Utiliza un calzado transpirable

Elegir el calzado adecuado es esencial para cuidar las uñas de los pies. Los tacones con punta, por ejemplo, son muy dañinos para las uñas a la larga. Además, es esencial que sea transpirable, para evitar que el pie sude y reducir el riesgo de hongos.

4. No abuses del esmalte de uñas

El esmalte de uñas sin duda hace que luzcan más bonitas, pero puede perjudicar la salud de nuestras uñas si lo aplicamos demasiado. Lo aconsejable es aplicarlo una semana o dos y luego dejar a la uña respirar ese mismo tiempo. Además, cuando retires el esmalte procura utilizar quitaesmaltes sin acetona, pues la acetona debilita las uñas. 

5. Protégelas de la humedad

Cuando friegues o vayas a mantener las manos mucho tiempo en el agua, utiliza guantes para preservar las uñas de la humedad. También úsalos en cualquier actividad que pueda suponer una agresión para las uñas, como jardinería, bricolaje o manualidades. Así las protegerás de jabones y otros productos químicos agresivos que puedan dañarlas.

6. Nunca te muerdas las uñas

Cuando estamos nerviosos, muchas veces tendemos a mordernos las uñas y descargar en ellas nuestra ansiedad. A largo plazo, este hábito puede dañar las uñas irreversiblemente  e incluso afectar a nuestros dientes.

7. Sécate bien los pies después de la ducha

Muchas veces no perdemos tiempo en secarnos bien los pies, y es una de las prácticas más importantes para prevenir los hongos. Secar bien las uñas y los pliegues entre los dedos nos ayudará a eliminar la humedad y mantener las uñas sanas. 

8. Hidrátate por dentro y por fuera

La hidratación es otro de los puntos claves, pues la deshidratación puede afectar a las uñas y hacer que se vuelvan más quebradizas. Por eso es esencial beber agua y aplicar crema hidratante en las manos y los pies.

9. Consume alimentos beneficiosos para las uñas

Como sabemos, lo que comemos afecta a la salud de todo nuestro cuerpo, incluyendo las uñas. Los alimentos ricos en Vitamina A y B, como zanahorias, almendras, tomates, cereales o nueces, entre otros, ayudan a mantener unas uñas sanas y fuertes.

10. Trata los hongos en las uñas. 

Si padeces hongos en las uñas, lo mejor es empezar un tratamiento lo antes posible para evitar que la infección avance y se extienda a otras uñas. Oliprox Laca de Uñas es un gel que protege la uña de microorganismos garantizando la máxima penetración de activos gracias a su innovadora fórmula gel-acuosa. Su aplicación es muy sencilla, sin necesidad de limar la superficie de la uña antes del tratamiento. Se recomienda aplicar 2/3 veces al día durante 3 meses en las uñas afectadas y adyacentes para prevenir la expansión del hongo.